Nos quedan muy poquitos días para cerrar el año y tenía muchas ganas de escribirte para regalarte unas últimas palabras antes de los festejos y que el 2018 entre a nuestras vidas.

Quiero compartir lo que ha significado este año para mí y además regalarte una ventana donde puedas mirar tu propio caminar.

Si me sigues desde hace mucho tiempo sabes que le doy importancia a los cambios de estación, más que a las celebraciones tradicionales.
Y casualmente hoy jueves se celebra el Solsticio de invierno o de veranosegún el hemisferio en el que te encuentres.

El solsticio me encanta porque significa literalmente que el “sol se para”.
Es la invitación de la naturaleza a parar para poder reflexionar, evaluar y decidir a dónde queremos ir.

Es el típico balance del que habla todo el mundo pero desde la conexión de nuestro ser con la grandeza de la naturaleza.

PARAR, nos hace tomar consciencia de todo lo transcurrido y desde ese punto elegir a dónde queremos ir.
Te sorprenderá, pero sólo con este segundo de consciencia nos abrimos a que ocurran cosas mágicas en nuestras vidas. Y no me refiero a magia de conejo y chistera, sino a la posibilidad de cambiar la conciencia a voluntad, por elección, y darnos la oportunidad de ser nuestra mejor versión.

Con esta intención, comparto aquí mis respuestas más personales e íntimas a cuatro preguntas sencillas, de la hermosa página de mujer cíclica, que son de gran ayuda para poner consciencia a nuestra vida justo ahora que está por comenzar un año.

Te las regalo para que también las puedas responder y te ayuden a conectar con la fuerza y te señalen una dirección a la que quieras ir.

¿Qué quieres agradecer y celebrar del año que se está terminando? 

¿Qué has compartido con el mundo este año y de lo que has recibido?

He comenzado este año transitando el duelo de una pérdida muy profunda que me hizo despertar y me impulsó a apostar por mí con todo lo que tenía. Agradezco a esa vida que no fue el haberme regalado la posibilidad de poner mis emociones patas arriba animándome a responderme con sinceridad ¿Quién era?

Celebro el haber trabajado y conectado con profesionales y seres humanos hermosos que me abrieron las puertas en sus espacios, entre sus contactos y en sus corazones para poder llegar a más personas con mi propuesta de revolucionar la salud a través de la alimentación.

Agradezco a cada uno de mis clientes que me abrieron las puertas de sus casas y sus cocinas. Desde la generosidad y la entrega me permitieron formar parte de cambios en sus vidas con mis tuppers y mi cocina.

Celebro de corazón el sostén de mi familia, de mi pareja y de mis amigosque con su amor y su compañía incondicional forman una red incondicional donde puedo caer y me abrigan el alma.

Agradezco y celebro estar viva, despierta y con ganas. Agradezco mi creatividad, mi alegría y mis ideas puestas al servicio de otros.

Agradezco a la energía de la vida que con su hilo invisible sostiene cada uno de mis pensamientos, emociones y acciones.

Y también agradezco mi lado más oscuro, el más temido y el que menos muestro. Porque ahí he descubierto mi vulnerabilidad y mis tesoros más grandiosos.

¿Qué quieres dejar ir antes de pasar a este nuevo año?
¿De qué te quieres vaciar para iniciar este nuevo ciclo en conexión con tu corazón?

Hay un rasgo que me caracteriza y que usado de forma positiva es beneficioso: mi capacidad de tener todo bajo control y organizarlo todo al milímetro. Pero esto a veces me juega malas pasadas porque me vuelvo su esclava.

Por eso una de las cosas que me gustaría dejar ir este año es el miedo a perder el control o a no tenerlo.

A poder confiar en que yo hago una parte y el universo se la juega con otra.

Saber aceptar que las situaciones son perfectas tal y como son, con sus luces y sus sombras, y que no tiene sentido perder energía en querer cambiar algo que es como es.

¿Qué perlas de sabiduría has encontrado este año y quieres que se queden dentro tuyo? 

Yo me guardo la alegría de todos los reencuentros que he vivido con familiares, amigos y personas queridas.

Atesoro la libertad que me ha dado el trabajar en mi empresa y haber tenido agallas de arriesgarlo todo.

Grabo a fuego en todos mis sentidos cada segundo de los viajes que he podido hacer este año, las personas que he conocido, las costumbres que me enamoraron y sus enseñanzas de respeto, admiración y amor.

Me voy a quedar con la firmeza de mis decisiones y con la convicción de SER antes que hacer.

Quiero que en mí perdure el poder de escuchar mis intuiciones para tomar decisiones más sabias, coherentes y con el corazón más dispuesto.

El día de mi cumpleaños la vida me regaló el poder presenciar un parto respetado, en el calor de un hogar y en círculo de mujeres.
Atesoro ese calor y esa energía para maternar y maternar-me.

¿A qué te abres este año?
¿Qué quieres ofrecerle al mundo los próximos meses?

Me abro a la abundancia.
A dar lo mejor de mí, pero sobre todo a aprender a recibir.

Me preparo para dar un salto profesional bien grande y así contribuir, con la cocina, a la salud de más personas.

Me abro a las oportunidades y a la generosidad del universo que nos rodea.

Me abro a asumir riesgos, a seguir saliendo de mi zona de confort y a aprender de cada situación.

Todos estos deseos los pondré en una cajita que tengo en mi escritorio para poder abrirlos el próximo año. Cada año saco la carta del año anterior y la quemo como símbolo del final de una etapa y es estremecedor darte cuenta que todo en lo que habías puesto tu intención lo conseguiste.

Gracias por regalarme tu compañía del otro lado y leer estas reflexiones en este día especial de PAUSA.

Quédate con las preguntas, te regalo este instante.
Ahora regálate un momento de tranquilidad y reflexión para que puedas abrirte e impulsarte hacia adelante con consciencia y elección.

Todo lo que desees es posible con tu mirada puesta en ello, ya que tu ser te conducirá por las acciones que has de tomar para hacerlo realidad.

Gracias infinitas por tu compañía silenciosa, por tus pruebas de recetas, por tus consultas, por tus saludos, por tus alegrías compartidas.

GRACIAS de corazón por formar parte de mi vida y permitirme ser parte de la tuya.

Deseo para vos, para tu familia, para mí y para todos Amor Nutricio, ese que Sana y que nos acerca a quienes somos.

Amor. Mucho Amor.

¡Felices Fiestas!

REVOLUCIONA TU SALUD con mi cocina.
Recibe mi REGALO Especial de Bienvenida

Me uno a la comunidad