Y casi de un plumazo hemos dicho adiós a Febrero y estamos empezando a conectar de a poco con la energía de la primavera que marzo nos trae con sus brotes insipientes.

Pero antes de embriagarnos con los aromas primaverales, déjame que te resuma en cuatro líneas las reflexiones sobre el Desarrollo Personal que hemos hecho en este mes:

  • Nuestro Desarrollo Personal, es un desafío que nos atraviesa de la cabeza a los pies y por ello CONOCERNOS MEJORfue el punto de partida. Descubrir los tesoros que albergamos en nuestro interior puede ser de gran ayuda para alcanzar lo que nos hemos propuesto.
  • Amarse a uno mismofue otro ingrediente importante. Aceptando incondicionalmente todos nuestros aspectos: querernos, valorarnos, reconocernos y ocuparnos de nosotros mismos.
  • Descubrimos que cuando actuamos nos encontramos con la prueba de fuego de ser coherentescon lo que somos y nuestros valores, en pos de lo que queremos.
  • Decidir significa arriesgarnos a fracasar, implica renunciar a algo en favor de lo que deseamos. Nos obliga a decir sí a unas cosas y a rechazar otras. Decidir es hacernos cargo de nuestros propios deseos e intentar llevarlos a cabo.

La propuesta para Marzo es la CREATIVIDAD.

Cuando estaba en la universidad y hasta no hace mucho tiempo me había auto convencido que la creatividad era un valor inherente a quienes habían hecho un gran descubrimiento o a las grandes agencias de publicidad.
Un rasgo que ni por asomo podría haberlo asociado a mi ¿Yo creativa? Pero qué decís!!!

En una clase de nutrición hablaban de la evolución del ser humano y de cómo la inteligencia, la fortaleza, y el espíritu de aventura y supervivencia había llevado a los homo sapiens a expandirse por todo el mundo y que quienes estamos hoy en esta tierra éramos descendientes de los que sobrevivieron.

Me puse a pensar que esta gente tuvo que hacer uso de su creatividad para comer, para cazar, para establecerse y revolucionar el mundo que hoy conocemos como tal. Y que si todos éramos sus descendientes la creatividad nos habitaba.

Algo me hizo click. Bajé del pedestal de super héroes a los estereotipos “creativos” y reconocí que todos lo somos en cada acto simple de nuestras vidas:

  • Es creativo quien reemplaza un ingrediente en la cocina.
  • Es creativo quien se organiza diferente en sus tiempos.
  • Es creativo quien diseña una nueva forma de ganarse la vida.
  • Es creativo quien se deja llevar por la intuición.
  • Es creativo quien se anima a probar un nuevo sabor.
  • Es creativo quien decide apostar por un cambio radical.
  • Es creativo quien da vida a un nuevo ser, a un nuevo proyecto o a una nueva mirada.

Vos sos creativo. Yo soy creativa.

La creatividad es consustancial con el ser humano, está en cada uno de nosotros. No hay un solo ser humano que no sea creativo. Lo que pasa es que hay muchos que sí se creen que no son creativos y entonces no crean nada novedoso porque ellos no creen que en su interior haya ese potencial.

¿Por qué es tan importante la creatividad?
Porque es la que nos permite aprovechar las posibilidades que la realidad nos ofrece para crear un campo de juego que nos abra nuevas oportunidades.

La creatividad consiste en conectar, en tender puentes entre dos ideas antes nunca conectadas.

Para el proceso creativo es de vital importancia la habilidad de ver las cosas de una manera nueva, con ingenuidad, con ganas de cuestionar cualquier supuesto.

La creatividad comienza a florecer cuando una persona está motivada por lo que está haciendo.
La clave para la creatividad es la PASIÓN, tenemos que encontrar esa palanca emocional, ese motivo, esa ilusión que nos levante por la mañana con hambre de hacer algo nuevo y de encontrar la relación con cosas que aparentemente no están relacionadas. Por eso el estado de ánimo es clave, que creamos en nosotros y en nuestro potencial.

Si somos honestos con nosotros mismos y empezamos a pensar por qué no hemos conseguido ciertas cosas en la vida nos daremos cuenta que la mayor parte de las veces no ha sido por falta de conocimiento, o falta de deducción, sino porque nos ha faltado PASION, o nos ha faltado COMPROMISO, o nos ha faltado DETERMINACIÓN, o nos ha faltado AUTOCONFIANZA.

Ahora, ¿Quién puede hacer uso del pensamiento creativo conectando ideas y pensamientos cuando se levanta por la mañana con apenas energía y se abraza a la taza de café como la salvación de su día? ¿O cuando entramos en espiral de “no tengo tiempo de prepararme la comida” y en vez de nutrirnos para tener energía consumimos sólo calorías sin sustento? 
Es imposible hacer conexiones cerebrales que nos lleven a plantearnos nuevas realidades.

El alimento físico que le proporcionemos a nuestro cuerpo es una variable importante en nuestros actos creativos. Si estamos cansados, con sueño, de mal humor, con “pocas pulgas” ¿Crees que podrás imaginar alternativas creativas para resolver tus problemas?

Y es que estos estados de ánimo son fruto de lo que comemos. Porque de acuerdo a los alimentos así nos sentiremos, y si nos sentimos mal, indudablemente nuestros pensamientos se ven afectados y también nuestras acciones.

El acto de desarrollar un pensamiento propio, confrontando la información que recibimos con nuestro propio raciocinio y experiencias es un acto de creatividad. A través del pensamiento me Creo a Mí Mismo como ser independiente, que autovalida sus verdades.

Sólo a partir de ello puedo crear afuera, es decir, investigar y descubrir algo nuevo en el mundo.

A partir de ser un sujeto que se crea a sí mismo, me convierto potencialmente en un ser creativo.

Esta posibilidad de ser un sujeto creativo se puede expresar en cualquier ínfima cosa que hacemos a diario.
Allí donde la creatividad surge, introduce una mirada diferente a lo existente, abriendo con ello la posibilidad de que surja lo nuevo.

Para crear algo, debemos buscar dentro nuestro y hacerlo cobrar vida fuera.

Lo que hacemos y cómo lo hacemos son expresiones de quiénes somos.

Si buscamos fuera, cometemos un  error.

El exterior es sólo el lugar de nuestra expresión, pero se  nos olvida la grandeza que llevamos dentro.

La creatividad es como el optimismo. Es un estilo de vida, una actitud con respecto a lo que nos rodea; es no conformarse con lo rutinario.

La creatividad no nace de ningún lugar, tú eres la creatividad misma. 
Tu cuerpo está lleno de creatividad, tus 50.000 millones de células son creativas, ellas crean órganos, nervios, huesos, ojos, pensamientos y emociones.

Por tanto nuestro desafío es crear esa idea que nos apasione, que nos ilusione, que tire de nosotros y a partir del futuro que queremos empezar a construir hacia el presente.

REVOLUCIONA TU SALUD con mi cocina.
Recibe mi REGALO Especial de Bienvenida

Me uno a la comunidad