Como sabes no podemos fragmentar quienes somos de lo que hacemos, sentimos o pensamos, ya que somos unidad.

Canela & Coco es el espejo donde se refleja todo lo que me pasa interiormente. Y este paréntesis en el tiempo que he hecho ha sido necesario para ver que donde creía que nada sucedía, todo estaba pasando.

Durante estos meses no tenía fuerzas para volver a escribir.
Me había convencido que con mis palabras no tenía nada que aportar.
Pero lo cierto es que mis palabras habían perdido sentido para mí.

La palabra que durante tanto tiempo había sido una herramienta de compromiso personal conmigo y con los demás había dejado de tener importancia.

No fue hasta que viví varias situaciones personales difíciles en estos meses, cuando reaccioné y me di cuenta cuanto las necesitaba para sacar fuera lo que acechaba mi mente, mi cuerpo, mis emociones y mi espíritu.

Escribía páginas en blanco, al parecer sin sentido, plasmando en un papel lo que estaba viviendo para poder comprenderlo, transitarlo gestionando mis emociones y accionar tomando la responsabilidad sobre ello.

Y sí, es verdad que mis palabras y mis reflexiones son sólo un punto de vista de la realidad que nos rodea, mi punto de vista con mis filtros personales, pasados por mi vivencia.

Pero ahí está la clave.
Regalar a otros nuestro aprendizaje, porque con él abrimos una nueva posibilidad que antes no existía.

Manifestamos que no hay una sola forma de ver las cosas sino tantas como personas hay en este planeta.

Vivir la vida, transitarla y trascenderla es el gran PARA QUÉ estamos aquí.
Nuestra energía es tan potente que sólo con vivir nuestra vida conscientemente le regalamos al mundo una nueva realidad mirada a través de nuestros ojos.
No sólo te aporto a ti, el propósito es aportar con mi visión y la tuya y la de todos al mundo de forma generosa y altruista.

Dejar de lado lo que se nos da bien es despreciar un don que nos ha sido regalado para enriquecer el mundo a través nuestro. En definitiva, nuestro propósito convertido en despropósito.

A través de mis palabras y mi cocina nutritiva y saludable me doy la posibilidad de conocerme y amarme tal cual soy, aceptando lo que habita dentro de mí, poniéndolo al servicio de los demás para hacer de este mundo un mejor lugar.

Esta es la forma que entiendo la felicidad.
Hacer lo que se nos da bien, ofreciéndolo a otros, porque aportando a los demás nos aportamos a nosotros mismos. Porque dando, nos damos. Porque dar es una manera de amar, y si amamos a los demás, nos amamos a nosotros.

Gracias por seguir del otro lado y regalarme la posibilidad de compartir mi aprendizaje de la cocina y de la vida.

REVOLUCIONA TU SALUD con mi cocina.
Recibe mi REGALO Especial de Bienvenida

Me uno a la comunidad