En los talleres de cocina que imparto en grupos o las clases de cocina que enseño a particulares, hay una pregunta que me hacen siempre
¿Qué especias “indispensables” me recomiendas comprar?

Y es que una de las claves en la cocina es el uso de especias naturales o deshidratadas para dar sabor a nuestros platos y reforzar nuestra decisión de comer sano.

Para mí este punto es fundamental cuando hemos cambiado nuestra alimentación y nos hemos focalizado en la salud ¿Por qué?

Porque si nuestra alimentación anterior se basaba en platos preparados, comida de menú por muy casero que sea, o usábamos salsas comerciales, pastillas de caldo y potenciadores del sabor en forma de saborizantes nuestro paladar se ha acostumbrado a un sabor denominado UMAMIque significa SABROSO y que surge de combinar de forma química lo dulce, salado, ácido y amargo, haciendo explotar a nuestro paladar en un ORGASMO cuando un bocado entra a nuestro organismo.

Este sabor habitualmente está presente en el glutamato monosódico, que nos hace querer consumir cada vez más algunos alimentos, ya que trastoca el funcionamiento de la hormona leptina que es la de la saciedad, es decir el stop del cuerpo para indicarnos que no queremos comer más, además de otras contraindicaciones como dolor de cabeza, náuseas, mareos, reacciones alérgicas en la piel, etc.

La buena noticia es, que mezclando de manera natural diferentes especias, podemos conseguir el sabor UMAMI regalándole a nuestro paladar una experiencia saludable ligada a los sabores y al disfrute.

Creo firmemente que los cambios deben ser paulatinos y sostenibles en el tiempo. Por ello si recién hemos cambiado nuestra alimentación, pasar de comer super condimentado a unas espinacas desabridas y chorreteando agua no nos ayudará para nada a conseguir nuestro objetivo.

Y aquí es donde entran las ESPECIASnuestras aliadas a la hora de conseguir un plato sabroso, nutritivo y que nos permitirá reforzar nuestra decisión de alimentarnos de forma saludable.

Hoy te cuento cuáles son mis especias básicas naturales y deshidratadas y los motivos, para que les des una oportunidad en tu despensa.

ESPECIAS DESHIDRATADAS

SAL ROSA DEL HIMALAYA

Es la que uso para salar mis platos. No viene refinada y es apreciada desde la antigüedad por su pureza y por su composición a base de minerales. La puedes comprar en cualquier herbolario o dietética.

La sal convencional, que muchos tienen en casa, es sal que ha sido químicamente depurada y su resultado final es clorudo sódico. Este es un químico artificial que nuestro organismo rechaza porque no lo reconoce como nutriente y por ello no nos aporta ningún beneficio saludable.

Una alternativa a la sal de mesa sería la sal marina. Ahora bien, ¿sabes cuál es el problema con esta sal? Que, a día de hoy, nuestros océanos también contienen muchos tóxicos derivados del petróleo o el vertido de plásticos.

PIMENTÓN AHUMADO DULCE

El sabor ahumado que deja a los platos me encanta, porque los transforma.

Usos: verduras al horno, aliños de carnes, salteado de verduras, pescados

CAYENA

Aparte de que los sabores picantes me encantan, esta especia la suelo usar por sus propiedades termogénicas.

Te ayuda a calentar el cuerpo en épocas frías e incluso a quemar grasas. Cuando entreno por la tarde, suelo añadirla a la comida para acelerar el metabolismo y mantener el cuerpo caliente hasta que llegue el entrenamiento.

Usos: curry, sopas, salsas, salteados con carnes.

CÚRCUMA

Esta especia suelo usarla en polvo, aunque en contadas ocasiones compro la raíz.

Entre sus propiedades destaco su poder para desinflamar y mejorar la digestión. Al aumentar el flujo de bilis, ayuda al hígado a funcionar correctamente y a descomponer las grasas. También ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico, a inhibir el daño oxidativo del ADN de las células y a hidratar y proteger la piel.

Esta raíz tiene un color amarillo intenso que tiñe todo a su paso, por lo que sirve para dar color a salsas, arroces y cremas. Imagina que aún a día de hoy se usa para teñir el cuero en países como Marruecos.

Usos: Paellas (reemplazando el colorante o incluso el azafrán cuando no tengo), cremas, zumos y batidos, salteado de verduras, leche dorada y curry.

NUEZ MOSCADA

Esta especia es utilizada en muchas cocinas del mundo como aromatizante y por su sabor ligeramente dulce y fino, también para la elaboración de caldos y guisos con patatas, platos de carnes y en postres. La versatilidad de poder usarla en platos salados y dulces es lo que más me gusta.
Si bien su correcto uso es rallarla en el momento de usarla, puedes comprarla en polvo.

Usos: croquetas, cremas, sopas, carnes, postres para potenciar sabores dulces, verduras asadas y tortillas de verduras.

CANELA

Esta especia infunde amor y odio a partes iguales, y en mi caso es amor total.

En cuanto a sus propiedades la utilizo por contribuir a mantener los niveles de azúcar en sangre estables, por ser también termogénica y por su efecto antiinflamatorio en el período menstrual.

En la cocina la utilizo en preparaciones saladas y dulces. En saladas, por ejemplo en verduras, ayuda a realzar el dulzor de calabazas, zanahorias o zapallos. Y en preparaciones dulces potencia más el sabor.

Usos: verduras salteadas o al horno, postres, café, infusiones, bizcochos y batidos.

CURRY

Esta especia no es una especia en sí misma sino una mezcla. La variedad de curry que más usamos en la cocina es el amarillo que contiene un alto porcentaje de cúrcuma, por lo que comparte sus propiedades medicinales.

Usos: me gusta para condimentar carnes, mayonesas y sobre todo platos estilo tailandeses o asiáticos que me han robado el corazón en los viajes que he hecho.

ORÉGANO

Si bien el aceite de orégano se suele recetar para catarros, la especia en su versión deshidratada contribuye bastante a mejorar el sistema digestivo: flatulencias, digestiones lentas y estreñimiento.

Lo utilizo mucho en aliños para carnes y verduras al horno, en sopas o caldos y en las salsas para pizza y como topping final.

PIMIENTA NEGRA

Reconozco que no soy muy amante de la pimienta, sin embargo, la uso más por sus propiedades medicinales que por su sabor. Preparo una infusión con una bolita de pimienta cuando estoy con dolor de cabeza, o cuando necesito un poco de calor en invierno.

Otros usos que le doy en la cocina: condimento de ensaladas, carnes, pescados y pizzas.

ESPECIAS FRESCAS

JENGIBRE

Esta especia la tengo en 3 versiones: en polvo, raíz disecada (la uso para infusiones) porque me dura bastante tiempo y fresco en la nevera para zumos, infusiones y preparaciones culinarias.

La propiedad medicinal por el cual lo uso es por ser antiinflamatorio y analgésico natural, aunque tiene otras propiedades como anti nauseoso (ideal para embarazos o mareos en el coche) y alivia síntomas de gripe y resfriado.

Usos: zumos, limonadas, curry, salteado de verduras, infusiones, carnes y pescados al horno.

AJO

Esta especia, aunque también la tengo deshidratada para cuando estoy apurada, casi siempre la uso natural. Para evitar repetirla utilizo un prensa ajos, que retiene la nervadura central.

Es un excelente anti fúngico, y un buen desintoxicante del organismo. Nos ayuda a depurar toxinas, a eliminar parásitos y a liberar del cuerpo esos metales pesados como el mercurio o restos de medicamentos que el hígado no puede procesar.

Usos: lo uso en casi todas las preparaciones saladas que hago, también en salsas y aliños.

ALBAHACA

Amo esta especia y me recuerda a mi abuela, así que la uso más por los recuerdos de olores y sabores que en sí por una propiedad en concreto. Aunque es verdad que ayuda bastante en la digestión de los alimentos por ser antiespasmódica, digestiva, diurética y carminativa (reduce las flatulencias y la inflamación abdominal).

Usos en la cocina: salsas, pesto, aliños, cremas y ensaladas

CILANTRO

Los sabores alimonados me fascinan, y la comida tailandesa y asiática también. Allí descubrí esta especia y la uso casi siempre en mis preparaciones. Reconozco que tiene muchos detractores porque su sabor suele impregnar los platos, y dicen que es “invasivo”.

Como propiedades medicinales esta especia es Antibacteriana, Antiespasmódica, Carminativa y Antiinflamatoria.

Uso: comúnmente la pico y la agrego fresca a guacamoles, ensaladas o aliños, sin embargo, es posible incluir un par de hojas en un caldo o platillo para añadir calor.

¡Sazona tu vida y atrévete a incluir más especias naturales a tus platos!

REVOLUCIONA TU SALUD con mi cocina.
Recibe mi REGALO Especial de Bienvenida

Me uno a la comunidad