Seguro que has crecido como yo escuchando esto de: “deja que se enfríe a temperatura ambiente” antes de meterlo en la nevera o en el congelador.

Sin embargo trabajando en cocinas con supervisión de Sanidad, resulta que no es una buena práctica si no quieres que las bacterias se monten una fiestuki en tu nombre.

Por eso te comparto esta guía para que cuando congeles o descongeles en casa lo hagas de forma segura y te montes un fondo de congelador que te permita comer saludable.

Antes de que te pongas a mirar la guía, échale un ojo a tu congelador y ten en cuenta esto:

  • Para lograr una buena congelación es recomendable que congelador garantice una temperatura de mantenimiento de -18 ºC con potencia extra para congelación que alcance los -30 ºC.
  • Si tu congelador es apto, deberás mirar que esté en buenas condiciones de limpieza y sin hielo en la puerta. Porque las capas de hielo dejan entrar el calor, genera descongelaciones parciales y cristalizaciones que les permiten a los microorganismos proliferar en la comida almacenada.

Recuerda que el frío extremo ralentiza la proliferación de microorganismos pero no los mata.

Cómo congelar un alimento cocinado

En el caso de un plato/alimento que ha sido cocinado, lo primero que hay que hacer es bajar la temperatura del mismo lo más rápido que se pueda.

¿CÓMO SE HACE?

Te cuento varias maneras caseras:

  • Coloca las raciones o preparación en un tupper lo más bajo posible y con la tapa encima. Con esto favorecemos que se enfríe rápido y al taparlo evitamos que siga en contacto con el aire, degradándose con las partículas que hay en él.
  • Si estamos en invierno y hace frío podemos sacarlo fuera para ayudar a bajar la temperatura.
  • Si estamos en verano, podemos meter el tupper en un cuenco con agua fría y hielos para que se enfríe rápido.

Este proceso no debería ser mayor a una hora aproximadamente.

¿Por qué? Porque las bacterias se reproducen cuando están calentitas, es decir entre 5º y 65º.

CONSEJO EXTRA
Una vez se haya enfriado un poco tu tupper, llévalo a la nevera una hora y luego pásalo al congelador. De esta forma la congelación será más rápida y la calidad del producto será mejor.

Cómo congelar un alimento crudo

Cualquier alimento crudo puede congelarse aunque hay algunos menos aconsejables porque pierden propiedades de sabor y textura.

  • Carnes y pescados pueden congelarse crudos.
  • Verduras mejor que las escaldes.
  • Frutas pueden congelarse para luego hacer batidos, helados o mermeladas.
  • Si congelas sopas o preparaciones con mucho líquido, debes dejarle margen en el recipiente para que crezcan un poco y no se exploten dentro del congelador.

Todos los productos deben ir envasados en el congelador bien en recipientes herméticos o en envoltorios adecuados que los protejan de posibles contaminaciones y eviten las pérdidas de líquidos, así como su contacto con el aire.

Congela en raciones individuales o teniendo en cuenta los integrantes de tu familia, para evitar el desperdicio en la descongelación.

Etiqueta en el envase la fecha de congelación, el producto que es e incluso la cantidad del mismo. Por ej: número de raciones, filetes, gramos, etc.

✔ Si bien el plazo de congelación varía en función de los alimentos, la calidad de los mismos y si hemos respetado la cadena de frío, la recomendación sanitaria general es conservar los alimentos congelados durante un plazo de dos a tres meses.

Cómo descongelar correctamente los alimentos

Esta regla de oro seguro que ya la conocés:
No congelar nunca un alimento que previamente se ha descongelado A MENOS que lo hayas cocinado con calor intenso, es decir más de 70 ºC.

Pero la razón quizás no la sepas y es que cuando descongelamos un alimento se vuelven a despertar los microorganismos que se quedaron paralizados por el frío, al igual que las enzimas que descomponen los alimentos.

Si se descongela un poco y luego lo vuelves a meter al congelador ha disminuido tanto la seguridad (ya que aumenta el contenido de bacterias que pueden liberar toxinas) como la calidad del alimento.

PARA UNA DESCONGELACIÓN SEGURA

No descongeles ningún alimento a temperatura ambiente. Recuerda que las bacterias presentes en el alimento que han estado inactivas durante la congelación, se multiplicarían y se incrementaría el riesgo de toxiinfecciones alimentarias.

Descongelación en nevera, coloca un plato debajo del alimento para evitar que el líquido tome contacto con otros alimentos en la nevera y los contamine.

Mejor dejar el alimento desde el día anterior en la nevera para que esté 100% descongelado al momento del uso. Consumir o elaborarlo en un plazo máximo de 24 horas para que recupere su aspecto, sabor y olor originales.

Si descongelas en microondas un plato ya cocinado, mejor hazlo en raciones pequeñas removiendo de vez en cuando para que coja temperatura de manera uniforme. La temperatura que debe alcanzar para consumir el plato debe ser 70 ºC.

Si has descongelado piezas crudas, deberás cocinarlas cuanto antes para evitar la proliferación de patógenos.

Recipientes para congelar

A la hora de congelar mis preferidos son los tuppers de cristal con tapa.

Es importante que tengas en cuenta el tamaño de tu congelador y el volumen de las raciones que congelas para que compres los tuppers acordes a ello. Quizás te convengan más bien altos o pequeños y apilables.

Para algunos de mis clientes, y también en casa, las bolsas tipo “ziploc” de congelación, nos han servido como ayuda para ahorrar espacio y conservar las preparaciones.

Pero con la intención de reducir el plástico, he encontrado una alternativa más sostenible.

Unas bolsas de congelación reutilizables, libres de bpa, con cierre hermético, que admiten calor y frío (osea que las puedes usar para cocciones en el horno tipo sellado al vacío) y que además las puedes lavar y seguir usando.

Haz click en la imagen si quieres conocer todas las características de estas bolsas para congelar.

Yompz Bolsas de Silicona

Espero te hayan servido estos consejos que te doy sobre cómo congelar y descongelar correctamente tus alimentos, y así tienes un fondo de congelador que contribuya con tu propósito de comer más saludable.

Te leo en comentarios,

Laura

REVOLUCIONA TU SALUD con mi cocina.
Recibe mi REGALO Especial de Bienvenida

Me uno a la comunidad