Project Description

Tortitas de Espinacas y Plátano

Sin gluten | Sin lácteos | Sin azúcar

Si te has propuesto reeducar tu paladar y consumir menos azúcares y harinas refinadas estas Tortitas son ideales.

Reemplazamos parte de la harina por un vegetal como las espinacas y el dulce del azúcar por el del plátano maduro.

Una buena combinación de vegetal, grasas buenas y azúcar de las frutas para un Desayuno lleno de nutrientes.

Tortitas de Espinacas y Plátano sin gluten
Tortitas de Espinacas y Plátano sin gluten

Tortitas de Espinacas y Plátano

Keyword Desayuno
Tiempo de preparación 5 minutos
Tiempo de cocción 10 minutos
Tiempo total 15 minutos
Raciones 4

Ingredientes

TORTITAS

  • 1 taza Copos de Avena sin gluten (de cocción rápida)
  • 1 taza Espinacas crudas
  • 1 Plátano/Banana maduro
  • 1 Huevo (ver en notas cómo sustituirlo)
  • 1/2 taza Bebida Vegetal o leche si consumes
  • 2 cucharadas Aceite de Coco u Oliva
  • 1 cucharadita Canela en polvo
  • 1 cucharadita Extracto de Vainilla
  • 1 cucharadita Polvo de hornear (levadura química)
  • 1/4 cucharadita Sal

TOPPINGS

  • Frutas de tu elección
  • Nibs o Chips de Chocolate
  • Trocitos de Frutos Secos
  • Mantequillas de frutos secos
  • Miel

Elaboración paso a paso

  • En una batidora de vaso/licuadora o una procesadora de alimentos tritura bien los copos de avena hasta que queden hechos una harina.
  • Agrega el resto de los ingredientes y bate 30 segundos para que se integre todo.
  • Engrasa una sartén o plancha y caliéntala. Mantén a fuego medio y coloca dos cucharadas soperas por tortitas buscando que queden redondas. El truco es volcar la preparación en el centro.
  • Déjalas que se cocinen por un lado (empezarás a ver burbujas) y dale la vuelta a cada tortita. Repite el procedimiento hasta finalizar la masa.

Notas

REEMPLAZO DEL HUEVO
  • 1 cucharada de semillas de lino + 2 1/2 cucharada de agua.
  • Deja hidratar unos 5 minutos y luego procesa las semillas.
CONSERVACIÓN
  • Puedes conservar tus tortitas 1 semana en un tupper.
  • También puedes guardarlas en el congelador envasadas en bolsas o recipientes aptos hasta 2 meses.
  • Para descongelar, sácalas la noche antes y ponlas en la nevera. Puedes darles un tiento de calor en la sartén o bien calentarlas en tostadora.

REVOLUCIONA TU SALUD con mi cocina.
Recibe mi REGALO Especial de Bienvenida

Me uno a la comunidad