Go Back
Helados Saludables
Imprimir Receta
5 de 1 voto

Helados Saludables en Palito

Tiempo de preparación10 min
4 h
Tiempo total4 h 10 min
Keyword: Helados, Postres
Raciones: 4

Ingredientes

CREMA

  • 200 gr Alubias/Porotos Blancos Cocidos
  • 6 Dátiles pequeños sin hueso (o 4 medjool)
  • 1 cdita Extracto de Vainilla
  • 6 cucharadas de Leche Vegetal

COBERTURA

  • 60 ml Aceite de Coco derretido (no puedes reemplazar por otro aceite ya que no solidifican con el frío)
  • 5 cucharadas rasas de Cacao en Polvo sin azúcar
  • No he usado ningún endulzante debido a que el aceite de coco tiene un dejo dulce, pero si lo necesitas puedes hacer uso de miel o stevia para darle un toque.

TOPPINGS

  • Nibs de cacao
  • Almendras en trocitos
  • Avellanas picadas
  • Chips de Coco
  • Chips de Chocolate

Elaboración paso a paso

¡VAMOS CON LA CREMA!

  • Lo primero que haremos será procesar nuestras legumbres con los dátiles, la vainilla y la bebida vegetal.
  • Puedes hacerlo durante unos minutos en una procesadora de alimentos, bajando con la espátula lo que se quede pegado en los laterales. Si no tienes puedes hacerlo en una mini pimer, que también te ayudará a picar todos los ingredientes.
  • Una vez tengas tu crema ya hecha, rellena tus moldes de helados y mételos en el congelador.
  • Dependiendo de la potencia de tu nevera y de lo llena que la tengas congelarán antes o luego. Los míos los he tenido unas 4 horas y ya habían congelado. Pero si te quieres asegurar déjalos entre 8 y 12 horas.

¡Y AHORA LA COBERTURA!

  • Una vez tus helados estén congelados y firmes, prepara tu cobertura.
  • Mezcla el aceite de coco con el cacao y con la ayuda de una cuchara deshace todos los grumitos hasta que te quede una consistencia uniforme.
  • El aceite de coco tiene que estar derretido. Si lo tenías en la nevera o estás en invierno y está duro, puedes derretir a baño maría o en el microondas.
  • Ahora prepara los toppings y tenlos a mano porque cuando cubramos nuestros helados, la cobertura de chocolate solidifica super rápido y necesitamos que los toppings se peguen al chocolate.
  • Desmolda tus helados, cógelos del palito y vierte el chocolate por encima. Primero hazlo del lado de atrás, luego por los laterales y finalmente por delante. Apenas viertas la cobertura por delante, pon tu helado horizontal y esparce tus toppings. Verás cómo en unos segundos se queda solidificado y los toppings pegados.
  • Repite el proceso con el resto de heladitos. Una vez termines, vuelve a ponerlos en el congelador hasta el momento de su consumo.
  • No los dejes en nevera ya que la parte cremosa se va a derretir y perderá la consistencia dura de los helados.

CONSUMO

  • ¡El comer estos heladitos tiene truco!
    Cuando vayas a consumirlos, te aconsejo que los dejes unos 3 minutos fuera del congelador antes de hincarle el diente, sino lo sentirás demasiado congelado.
    Pero, no te pases del tiempo porque el aceite de coco se derrite y al menos a mí me gusta sentir el crunchi crunchi cuando voy disfrutando a mordiscos mi helado.

CONSERVACIÓN

  • Mi nevera es nofrost, lo que significa que todo lo que dejes sin tapar o cubrir la nevera le quita la humedad y literalmente se va comiendo las cosas. Parece de alienígena, pero es así, lo he comprobado con los hielos.
    Así que yo a los helados los he envuelto en film de manera individual. Otra opción es que los dejes en un tupper de cristal con tapa. De estas formas que te cuento preservaremos el chocolate y evitaremos que se parta.
    ¡OJO! Una vez puesta la cobertura ya no se vuelven a guardar en los moldes.

VARIANTES

  • Te voy a dejar otras variantes para las cremas por si esta que te he propuesto te parece demasiado arriesgada.
    En todos los casos el procedimiento es el mismo: meter todo en la procesadora unos minutos hasta obtener una crema.
    - 1 Aguacate + 1 Plátano maduro + 2 cucharadas de cacao en polvo + 4 cucharadas de leche de coco u otra bebida vegetal
    - 1 Plátano maduro + 1 remolacha cocida + 4 cucharadas de leche de coco u otra bebida vegetal
    - 1 Plátano maduro + 1 Rodaja de Piña + ½ Lata de leche de coco (la que viene con grasita)
    - 1 Plátano maduro + 200 gr de alubias blancas o anacardos + ralladura de 1 limón + zumo de 1/2 limón
    - 1 Plátano maduro + 1 aguacate + 1 puñado de menta en hoja + 4 cucharadas de leche vegetal
    - 1 Plátano maduro + 2 cucharadas soperas de mantequilla de cacahuete + ½ lata de leche de coco
    BASE PARA MEZCLAR CON TROZOS DE FRUTA:
    3 Plátanos maduros + ½ lata de leche de coco
    A esta base le puedes agregar trocitos de: cerezas, arándanos, frambuesas, chocolate, moras, mango, fresas.

¿QUÉ HACER CON LAS SOBRAS?

  • Si te sobra crema y ya no tienes más moldes de helados, puedes prepararte una super mousse, picarle frutas por encima y unos cuantos toppings. Lo dejas en la nevera y mientras esperas para bañar tus palitos te comes ese postre super nutritivo y delicioso, o bien lo dejas para el desayuno del día siguiente.
    Si lo que te sobra es el chocolate de la cobertura, puedes conservarlo en la nevera durante 20 días sin problemas porque el aceite en sí mismo actúa como conservante natural. Cada vez que necesites usarlo deberás calentarlo para que se derrita.
    Lo puedes usar como un sirope para tortitas, para ponerle a tus helados o incluso bañar frutas o trocitos de frutas congeladas como te he enseñado a preparar en el video.

ENDULZANTES

  • HELADOS CREMOSOS
    Si vas a hacer helados “tipo cremosos” para endulzarlos de manera natural tienes muchas opciones, ya que la fructosa de la fruta es perfecta.
    Pero tienes que saber que la fruta que uses “teñirá” de ese sabor tu helado, así que dependiendo de las combinaciones que quieras hacer y del sabor final que quieras darle a tu helado, será la fruta que deberás usar.
    Dátiles: una de las opciones que más me gustan por su gran dulzor y porque tienen un sabor bastante neutral pudiendo combinarlo de muchas maneras.
    Plátano: el más básico y sencillo, si está maduro mejor ya que se potencia su dulzor. Tienes que contar con que le deja sabor a plátano.
    Paraguayos, Melocotones/Duraznos, Peras, sin piel ni hueso (carozo) son ideales por lo dulce.
    HELADOS DE AGUA
    Para Helados de agua, basta con que tritures la fruta en cuestión con un chorritín de agua o agua de coco y ¡Listo! Al romper la fibra de la fruta se potencia el dulzor. Es el caso de sandía, melón, mango, ciruelas, piña.
    OTROS ENDULZANTES
    Como decía en el directo, lo ideal es que usemos las frutas para endulzar, pero entiendo que cada uno está en su proceso y por ello doy otras opciones para que las consideres.
    Miel: sería un endulzante natural, aunque tiene más carga glucémica. Dependiendo de las necesidades calóricas de cada uno, la actividad física y patologías que tengamos podemos hacer uso de este recurso.
    Stevia Natural: Usaría la de la hoja infusionada o bien el extracto puro.
    Edulcorantes y Siropes: yo no soy partidaria, pero si estás en un momento de transición puedes considerarlos pensando en que el objetivo sería acostumbrarte al dulzor natural de los ingredientes que uses.